Arbitro suizo: “Sí soy gay, y qué?”

El árbitro de la primera división suiza de fútbol, Pascal Erlachner, ha reconocido públicamente su homosexualidad.

La homosexualidad siempre ha sido un tema tabú en el  mundo del deporte. De hecho, son pocos los deportistas que salen del armario, y la mayoría de los que conocemos lo han hecho al concluir su carrera profesional. Pese al avance de la sociedad en la aceptación de la diversidad sexual, a los deportistas les cuesta hacer pública la homosexualidad. Más todavía en el deporte rey, el fútbol. Por eso, el suizo Pascal Erlachner, árbitro de la máxima categoría de su país, ha querido dar un paso al frente y ha explicado al mundo del deporte que es gay.

Lo ha hecho en una entrevista concedida al diario Blick, que ha titulado su última edición con las palabras del colegiado:“Sí, soy gay. ¿Y qué?”. Así encabezaba el rotativo una entrevista que ha sacudido el mundo del fútbol y del colectivo LGTB, que ve en las palabras de Erlachner un avance importante para la visibilidad de los homosexuales en el deporte.

Tema tabú

Porque el suizo no solo ha salido del armario públicamente sino que lo ha hecho con la intención de ser un referente en la lucha por la igualdad. Quiere acabar con un tema tabú. “Espero que mi salida del armario contribuya a estimular el debate público. Si no hablas de algo, se estanca. Y el estancamiento significa regresión”, ha explicado mientras aseguraba que espera que pronto ser gay se convierta en algo totalmente natural, como lo es en su entorno. “Para mí y para mi entorno, mi homosexualidad es algo normal. Me encuentro fuerte, tengo una estupenda relación, una gran familia. Me siento muy cómodo arbitrando y tengo grandes compañeros. A la gente a la que le gusto, le gusto como soy. Ahora me siento con suficiente confianza”, ha asegurado.

Sabe que su historia no es habitual. Que normalmente los deportistas y árbitros homosexuales prefieren callarse por lo que pueda suceder. Por miedo. “Los futbolistas gays quizás temen la reacción de otros jugadores, de los aficionados del estadio, de los comentarios en las noticias. Temen que el entrenador les margine. Temen que su salida del armario pueda suponer el fin de sus carreras”. Y eso es precisamente lo que le ha motivado a hacer pública su homosexualidad. Porque Erlachner, de 37 años, lleva 7 arbitrando, pero antes fue jugador y conoce perfectamente el mundo del fúbtol.

 Un antes y un después

El colegiado ha asegurado que sabe que no todas las reacciones serán positivas porque muchos alegaran que la sexualidad es un tema privado. Sin embargo, él lo tiene claro. Su caso debe ser un ejemplo porque “todavía hay muchas personas que sufren encubriendo su homosexualidad. Especialmente en el fútbol”. De ahí que aseguré que “solo con que mi experiencia sirva para ayudar a un jugador o a otro árbitro, ya me considero recompensado”.

De momento, las reacciones al anuncio de Erlachner han sido positivas, tanto en la prensa local e internacional como en la calle.Luigi Ponte, presidente de los árbitros suizos, ha calificado su decisión como “un paso valiente” y ha asegurado que se siente orgulloso de su compañero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s